El selectivo de la bolsa española consiguió firmar la sesión en positivo, y por encima d los 8600 puntos. En concreto, cerró con una subida del 0.56% que le llevaron a los 8.628 puntos. IAG y Acciona actuaron como principales impulsores del Ibex 35 en tanto que la banca mediana siguió siendo la más penalizada. En el mercado de deuda, la prima de riesgo siguió subiendo hasta los 362 puntos básicos con un euro que cotiza en los 1.3355 dólares.

Nueva jornada de subidas en la renta variable nacional, que vuelve a cononar el nivel de los 8600 puntos. El Ibex35 cerró con una revalorización del 0.56% que le llevó a los 8.628 enteros. El índice en los actuales niveles "está estancado frente a la renta variable europea, que es la que más fuerte está. El Ibex35 se mueve entre las  zonas de 8966-8944 puntos y la parte inferior en 8167 puntos, que además coincide con la media de 40 sesiones y directriz alcista que parte de los mínimo del año pasado y que a su vez coincide con la banda inferior del hueco del escape al alza con el que comenzamos el año", reconoce Luis Francisco Ruiz, director de análisis de estrategias de inversión. ¿Conclusión? Esperar y ver cómo evoluciona la temporada de resultados en Estados Unidos par a ver si se puede utlizar como catalizador o no de los mercados.

Gráfico histórico Ibex 35


Entre los valores que impulsaron la subida del selectivo, IAG se culminó con una revalorización del 4.6% que le llevaron hasta los 2.54 euros. Acciona y BME se colocaron con subidas de más del 3%, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 62.70 euros y los 21.55 euros, respectivamente.

Los pesos pesados también gozaron de las ganas compradoras de los inversores. Repsol avanzó un 1.29%  y cerró en los 16.89 euros la sesión. Algo más liviana fue la subida que experimentaron los títulos de Telefónica que, al ritmo del 0.46%, marcó en los 10.95 euros su último precio.  Y a pocos pasos, los bancos. Santander sumó un 0.26% a su cotización, que marcó su precio final en los 6.45 euros, mientras que su homóloga vasca apenas se revalorizó un 0.08%, despidiendo la sesión en los 6.45 euros.

Fueron precisamente los  bancos medianos los que siguieron sin levantar cabeza.  Con el permiso deRed Eléctrica, que perdió un 1.6%, los títulos de Banco Popular retrocedieron un 0.98% y marcaron los 0.70 euros. Caixabank y Sabadell recogieron beneficios, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 3.05 euros y los 2.11 euros, respectivamente.