El selectivo de la bolsa española ha comenzado la sesión con un rebote que, al ritmo del 0.52%, le ha llevado hasta los 8439 puntos en la apertura. Una revalorización que se produce con Grifols e IAG como principales contribuyentes y que  transcurre pendiente de las noticias que lleguen sobre Siria. Aunque se ha confirmado que el ataque no será inminente, lo cierto es que la prima de riesgo sigue reflejando desconfianza al escalar hasta los 267 puntos básicos.

Con un menos de tensión por las noticias que llegan sobre  Siria - ayer el gobierno de Estados Unidos reconoció que el ataque, en caso de darse, no sería inminente y probablemente será limitado- lo cierto es que "el riesgo geopolítico vuelve a primera posición en la preocupación de los inversores internacionales", explica José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España. Su principal motivo de preocupación en los mercados, el crudo, es evidente. Más cuando se piensa que los precios del oro negro han subido hasta nivels de 117 dólares. "Si tomamos medias anuales, el rango medio de precios ha sido de 105/115 $. Ahora estaríamos en la parte alta del rango. Ya sé que algunos analistas alertan de subidas a 150 $ o incluso por encima de este nivel. Sinceramente, es muy complicado ponerle precio a imponderables", reconoce este experto. (Ver: El petróleo por debajo de 130 dólares no hará mucho daño a la economía)

Y en ese escenario se mueven los mercados. El Ibex35 reacciona con subidas en la apertura que le vuelven a llevar por encima de los 8400 puntos. Una revalorización que lideran los títulos de IAG -a propósito, uno de los sectores más perjudicados por la escalada en los precios del crudo - con subidas de más del 3% en los primeros minutos de negociación. La aerolínea marca en los 3.4460 euros su primer precio. Grifols y Sacyr le respaldan con revalorizaciones de más de un punto porcentual que le llevan hasta los 30.17 euros y los 2.8650 euros, respectivamente.

Entre los grandes del selectivo, BBVA eleva en un 0.7% el precio de su cotización, que se mueve en los 7.3350 euros. Por su parte, las acciones de Santander escalan al ritmo del 0.1% y abren en los 5.4290 euros por título. Hoy es, entre los  grandes, el sector energético el que más sufre. Iberdrola se deja 0.53%, hasta los 4.1340 euros, mientras que las acciones de Repsol descuentan algo más del 0.4% en la apertura, hasta los 18.03 euros. Sobre la eléctrica, Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión advierte de que "la acción se estabiliza a corto plazo después de establecer un nuevo máximo anual en 4,30. Comportamiento que resta algo de momento positivo y activa alguna señal de venta en los osciladores técnicos más rápidos".(Ver: Análisis téncico de Santander, Apple, Iberdrola, Repsol, Sacyr y Jazztel)

Y es que, también a nivel general, es el energético el sector más penalizado. Acciona se deja más de un 3.7% en los primeros minutos de negociación - abre en los 38.42 euros - en tanto que Gas Natural abre con una caída del 1.8% y Endesa descuenta un 0.8% de su cotización, que abre en los 17.87 euros.