En la media sesión, el selectivo español registra leves descensos, que le llevan a recuperar los 10.200 puntos, mientras que continúa la jornada electoral en Cataluña, con una participación menor que en las elecciones de 2015. El resto de principales bolsas europeas también bajan, con el euro retrocediendo todavía por encima de los 1,18 dólares.

En la media sesión, el Ibex 35 baja un 0,04%, hasta los 10.203,00 puntos.

Las ganancias las lidera Inditex, que avanza un 1,10%; por delante de Ferrovial y de Arcelormittal, que en ambos casos suben un 0,91%.

Las pérdidas las encabeza Telefónica, que se deja un 0,83%, seguida de Bankia y de Iberdrola, que retroceden un 0,72% y un 0,61%, respectivamente.

En el Mercado Continuo, Dogi sube un 7,28%, mientras que el mayor descenso es el de Borges, que cede un 4,94%.

En España, la sesión está protagonizada por las elecciones catalanas, donde las encuestas están muy abiertas. “Recordamos que el mercado mantiene la prima de riesgo en niveles bajos incluso inferiores a los 114 puntos básicos en que se situaba antes del referéndum del 1-octubre y lejos del máximo reciente que tocó posteriormente a dicho referéndum en niveles de 133 puntos básicos. Esta moderación del riesgo parece reflejar que no se esperan escenarios extremos de unilateralidad en la toma de decisiones tras el resultado electoral”, explican desde Renta 4.

La participación en las elecciones catalanas alcanza el 34,51% a las 13.00 horas, por debajo del dato de 2015, en el 35,10%.

En la media sesión, la prima de riesgo de España baja hasta los 105,50 puntos básicos, al tiempo que la rentabilidad del bono español a 10 años se sitúa en el 1,471%.

Salvo Londres, que sube un 0,38%; las principales bolsas europeas registran descensos. Francfort baja un 0,09%; París, un 0,07%; y Milán, un 0,09%. El EuroStoxx 50 retrocede un 0,12%.

Desde Japón nos llega la conclusión de la reunión del Banco de Japón sin cambios en su política monetaria, en línea con lo previsto (tipos cortos al -0,1% y objetivo TIR 10 años al 0%).

Por su parte, la reforma fiscal americana sigue sumando apoyos tras ser aprobada ayer en el Senado (por 51 a 48) y en la Cámara de Representante (por 224 a 201), lo que impulsó la TIR 10 años americana hasta 2,5%. El presidente Trump podría dar su aprobación final para convertirla en ley (sin fecha definitiva). Aunque según distintos medios la firma podría producirse mañana 22 de diciembre, el riesgo de dejar la firma para la primera semana de enero de 2018 estaría en que la entrada en vigor de la reforma fiscal podría llegar a retrasarse a 2019.

En el plano macro, la atención estará en el dato final de PIB del tercer trimestre en Estados Unidos que podría revisarse nuevamente al alza hasta el 3,4% (frente al 3,3% anterior), al que se sumarán otros indicadores como el índice líder de noviembre  y la segunda encuesta manufacturera de diciembre, la Philly Fed que podría también moderarse algo, en línea con lo mostrado la semana pasada por la encuesta manufacturera de Nueva York.

En la media sesión, el euro retrocede hasta los 1,186 dólares.

El precio del petróleo Brent retrocede un 0,06%, hasta los 64,41 dólares por barril.