Las bolsas vivirán este año una etapa de estabilización, aunque dentro de rangos amplios de volatilidad que llevarían al IBEX-35 a consolidarse por encima de los 8.000 puntos en 2009, señaló el jueves Juan Carlos Ureta, presidente de Renta 4 . "Desde el punto de vista técnico, las bolsas están en un ciclo bajista. A lo largo de este año se formaría un suelo redondeado con mucha volatilidad", dijo Ureta en un evento sobre mercados financieros. 
Según el experto, varios factores contribuirían a esa consolidación de los mercados: las inyecciones de liquidez de los bancos centrales, los síntomas de normalización del sector inmobiliario americano, los planes de rescate de los gobiernos, y la estabilización del precio del barril de crudo y del oro. En este contexto, en el que la crisis financiera aún está por resolverse, Ureta prevé en 2009 un rango básico para el IBEX-35 entre 7.700 puntos y 9.200 puntos, mientras que el Standard & Poor's oscilaría entre los 800 y los 900 puntos, y "habrá que ver" si el Euro Stoxx 50 se mantiene por encima del 2.000. "Los mercados alcistas tal vez hayan pasado a la historia", apuntó.