El Ibex retrocede un 0,1% en la apertura hasta los 14.911 puntos en una sesión donde lo más destacado es la alta volatilidad que registran las compañías. Los recortes del sector de la construcción y los blue chips confirman la tendencia a la baja de un mercado que todavía busca los 15.000 puntos.
El selectivo de la bolsa española cotiza con un descuento que le aleja de los 15.000 puntos. Para Eduardo Bolinches, analista de Bolsacash "la primera resistencia del Ibex está en los 14.935 puntos que, de romperla al alza podría alcanzar los 15.050 puntos". Sin embargo, prevé una jornada bastante plana en la que el selectivo "chocará constantemente en los 14.935 puntos".