Subidas en la renta variable europea a la espera del Informe de Empleo de mayo de Estados Unidos y después de que Trump haya decidido sacar al país del pacto sobre el cambio climático de París. En el Ibex, todos los ojos continúan puestos en la solvencia y las turbulencias bursátiles de Banco Popular. Mientras, el euro repunta en los 1,12 dólares, y el crudo corrige al filo de los 50 dólares el barril de Brent.

El Ibex abre con subidas del 0,72%, hasta los 10.958 puntos. La atención, un día más, se centra en la deriva bursátil de Banco Popular, que rebota con fuerza un 4%, a vueltas con su supervivencia, tras especularse con un posible rescate ante las dificultades para encontrar un comprador. El periodo para presentar ofertas por la entidad (sobre la que han mostrado interés Banco Santander, BBVA y Bankia) se ha extendido hasta finales de junio.

Para el Departamento de Análisis de Bankinter, el banco buscaría facilitar que se sumen más candidatos a la operación, “entendemos también que gana así algo más de tiempo para explorar (en paralelo) el posible interés de institucionales por acudir a una ampliación de capital”. En cualquier caso, creen que “la clave estará en el precio ofrecido por los potenciales compradores y/o el descuento exigido por los grandes inversores para acudir a la ampliación. Mantenemos nuestra recomendación de vender ya que seguimos pensando que el riesgo es muy alto”.

Más allá de Banco Popular, los descensos del Ibex en la apertura del viernes los encabezan Repsol y Ferrovial mientras que en positivo destacan Bankia y Banco Santander.

Lea también: "Si llega la corrección es para comprar, no un techo de mercado"

Mientras tanto, el resto de Bolsas europeas escala posiciones tras los buenos datos de actividad manufacturera de mayo y con la vista puesta en la cita macro del día: la publicación del Informe de Empleo americano del mismo mes (a las 14:30 hora española). El consenso espera una creación de 180.000 puestos de trabajo (frente a los 211.000 de abril) y que la tasa de paro se mantenga en el 4,4%. “Los datos de salario por hora serán escrupulosamente examinados, con un repunte estimado del 2,6% frente al 2,5% previo”, apunta Michael Hewson, de CMC Markets UK.

“Subidas generalizadas y ruptura de récords históricos para entrar ya de nuevo en terreno desconocido. Parece que la decisión de Trump de abandonar el Acuerdo para el Cambio Climático de París, colocando así a Estados Unidos con Siria y Nicaragua frente al resto del mundo, sentó bien en los mercados de allí pero también en los de aquí”, apunta Ramón Morell, analista de ETX Capital España.

Los datos de Lipper arrojan una entrada de 9.200 millones de dólares en fondos de renta variable americana (el mayor dato desde febrero). Sigue desembarcando asimismo dinero en los de acciones europeas, como sucede desde marzo.

Vea también: China da señales de alarma y vuelve a la palestra

En el plano empresarial, el sector automovilístico se hace un hueco en la actualidad del día, después de que las autoridades alemanas hayan acusado a Audi de manipular sus test sobre emisiones, según informa Reuters. Asimismo, Linde y Praxair han acordado una fusión de 73.000 millones de dólares.

Finalmente, en otros mercados continúa la debilidad del petróleo, con el barril de Brent corrigiendo por debajo de los 50 dólares, y el West Texas apenas sobre los 47. Alertan los expertos de Link Securities sobre esta situación que, afirman, comienza ser “preocupante, sobre todo teniendo en cuenta el hecho de que los inventarios estadounidenses llevan ya ocho semanas consecutivas reduciéndose. Todo parece indicar que los inversores, al menos los que especulan con el precio de esta materia prima, creen que el renovado pacto entre los países de la OPEP y los ‘no OPEP’ no va a lograr el objetivo de reducir el stock mundial y equilibrar el mercado, especialmente por el constante incremento de la producción de los frackers norteamericanos, que son cada vez más eficientes. De momento el sector no tiene ‘el favor’ de los inversores, con las cotizaciones de las grandes petroleras y de las compañías que dan servicio a las mismas comportándose mucho peor que el mercado en su conjunto en términos relativos, algo que, al menos en el corto plazo, no creemos que vaya a cambiar”.

Vea también: 2 acciones sin sobrecompra y con divergencia alcistas