Subidas en las Bolsas europeas, con el Ibex apuntando a la cota de los 11.000 puntos, en una jornada clave para el petróleo con la celebración de la cumbre de la OPEP en Viena, y tras un nuevo récord del S&P 500, ante la renovada cautela de la Fed. El euro, por su parte, se mantiene sobre los 1,12; con el crudo Brent al filo de los 55 dólares.

El Ibex abre con subidas del 0,51%, hasta los 10.965 puntos, con Banco Santander y CaixaBank liderando la remontada del selectivo español, mientras ArcelorMittal y Banco Popular encabezan las pérdidas. ‘Números verdes’ también en el resto de índices de renta variable del Viejo Continente, siguiendo la estela alcistas de Wall Street, que el miércoles llevaba al S&P 500 a marcar un nuevo máximo histórico, tras unas Actas de la última reunión de la Reserva Federal (Fed) “tranquilizadoras”.

Sin descartar exactamente una subida de tipos en su encuentro de junio, el banco central reconoció la debilidad de los datos macro del primer trimestre, reconociendo su transitoriedad, pero también la necesidad de ser prudentes y esperar a más indicadores antes de volver a incrementar el precio del dinero, si bien, creen que terminará sucediendo.

“La Fed destacó los riesgos a la baja para el PIB. Esto sugiere que mientras algunos mercados parecen dar por hecho el alza del mes que viene, tampoco debe darse por supuesto”, apunta Michael Hewson, de CMC Markets UK.

Para Link Securities lo más relevante es que la mayor parte de sus miembros “se mostraron favorables a comenzar a reducir el volumen del balance de la autoridad monetaria. El hecho de que todos abogaran por hacerlo de forma paulatina y transparente parece que tranquilizó a los mercados, dada la reacción de los de bonos, que paradójicamente subieron, lo que conllevó el recorte de sus rentabilidades”. La firma considera que la probabilidad de que vuelva a actuar a mediados de junio “es elevada”.

Vea también: "En modo consolidación a la espera que se depuren excesos"

En cualquier caso, la clave de la jornada es la reunión de la OPEP en Viena, en la que se espera que los miembros del cártel (y otros países productores no pertenecientes al mismo) extiendan el acuerdo de recorte de la producción de 1,8 millones de barriles al día entre seis y nueve meses más. “Más complicado vemos la posibilidad de que se eleve el volumen de los recortes”, apuntan estos expertos.

La reacción del precio del crudo, añaden, “es complicada de prever. Puede darse el caso de que los inversores se decanten por ‘vender con la noticia’, más aún si finalmente la extensión del acuerdo se limita a seis meses ya que creemos que el mercado descuenta ya una ampliación del mismo hasta finales del primer trimestre de 2018, tal y como ha venido impulsando Arabia Saudí desde hace días. Lo que sí estamos seguros es que lo que haga el petróleo se va a ver reflejado en Bolsa en los valores relacionados directamente (petroleras) o indirectamente (compañías que venden servicios y productos a las petroleras) con esta materia prima”.

De momento, el ‘oro negro’ aguarda en máximos de cinco meses, con el barril de Brent sobre los 54 dólares el barril, y el de West Texas al filo de los 52 dólares. 

Vea también: "La actividad empresarial de la Eurozona saca músculo y escala a máximos interanuales"

Por otro lado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cierra su primer viaje al extranjero con una reunión con los líderes de la Unión Europea (UE) y la OTAN en Bruselas, que girará en torno a defensa, comercio y medioambiente. 

Finalmente, en el plano macro, el PIB del primer trimestre de España repunta un 0,8%, gracias al impulso de inversión y exportaciones; y se espera que el dato de crecimiento de Reino Unido confirme también el crecimiento del 0,3% trimestral y del 2,1% interanual para el mismo periodo.