El Ibex 35 inicia la semana con un retroceso del 0.89% hasta los 14.404 puntos. El mal cierre de los mercados neoyorkinos y asiáticos motivados por los temores de una crisis crediticia, hace mella sobre el resto de plazas del viejo continente. La revalorización de Endesa y Altadis, únicos títulos en positivo en los primeros minutos de negociación, se enfrenta a los fuertes descensos del sector de la construcción y blue chips.
Los temores sobre una crisis crediticia se extienden por las bolsas del mundo. Si el viernes eran los indicadores americanos, hoy han sido los asiáticos y, en consecuencia, las plazas europeas. El selectivo de la bolsa española ha despertado en los 14.404 puntos. El resto de índices del viejo continente se han visto penalizadas con un descenso del 1.3% en el caso del CAC-40, el FTSE-100 cae cerca del punto porcentual mientras que el DAX es penalizado con un recorte del 0.5%.