Los inversores optan por la cautela. El Ibex 35 pierde un 0,39% hasta los 14.249,60 puntos, arrastrado por constructoras y banca. La incertidumbre sobre las consecuencias reales de la crisis de crédito en EEUU se mantienen y las palabras del presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, no despejaron ninguna duda sobre la próxima decisión que tomará el BCE en materia de tipos de interés en su reunión de septiembre. El dinero en circulación en la Eurozona sube en julio más de lo previsto, dando nuevos argumentos al BCE para encarecer el precio del dinero. De nada sirve que el índice de confianza empresarial alemán haya sido mejor de lo esperado en agosto y los inversores optan por las ventas en las principales plazas europeas, mientras el barril de referencia, el tipo Brent, recupera los 70 dólares y cotiza en los 71,08 dólares.
Incertidumbre y cautela. Las órdenes de venta son mayoría en el mercado y de nada sirve que el índice de confianza alemán, el IFO, se haya situado en los 105,8 puntos en agosto, ligeramente mejor de lo esperado por los analistas El dinero en circulación en la zona Euro ha subido un 11,7% en términos anuales, lo que vuelve a dar argumentos al Banco Central Europeos para una nueva subida de tipos de interés, mientras los inversores miran con escepticismo y preocupación hacia EEUU y auguran que el verdadero impacto de la crisis de las hipotecas de alto riesgo aún está por llegar. Con todo, el Ibex 35 cede un 0,39% hasta los 14.249 puntos. Miguel Pareja, de Alfha Finanzas considera que “el escenario es correctivo, a pesar de los rebotes puntuales que podamos ver”. Gráfico Ibex 35