Y llegó Standard & Poor’s para dar el definitivo golpe de gracia a España. Tras las pésimas perspectivas para la economía española lanzadas en días pasados por el FMI, la agencia de calificación ha decidido bajar el rating de nuestro país a ‘BBB-‘, un paso del ‘bono basura’. Los inversores cada vez hacen menos caso de los juicios de estas calificadoras, pero lo cierto es que el Ibex 35 comienza la sesión cayendo. Se deja un 0,87% hasta los 7.601 puntos. Entre tanto, la prima de riesgo se sitúa en los 446 puntos básicos.

Ayer la agencia de rating Standard & Poor’s anunció un descenso de dos escalones en su valoración de la deuda pública española, hasta ‘BBB-‘ con outlook en negativo. S&P basó su decisión en el deterioro económico que resta margen de maniobra al Gobierno, así como el deterioro de las perspectivas de crecimiento y cumplimiento de las exigencias de déficit impuestas por Bruselas (4,5%) (Consultar grados de rating en la parte baja de esta noticia). Esta decisión está siendo cotizada hoy en el Ibex 35 con más caídas. Las consecutivas sesiones de pérdidas que acumula el selectivo esta semana dejan su estructura técnica muy tocada. Ayer ya perdió el primeros de sus soportes, en 7700, “ahora encuentra soporte en 7.600 puntos pero teniendo en cuenta que las expectativas de la cumbre no son muy positivas, el riesgo está en seguir recortando hasta 7400-7200 puntos, por lo que no incrementaríamos riesgo hasta llegar a estos niveles”, indica Nicolás Fernández, director de análisis de Banco Sabadell.

En la parte baja del selectivo algunos de los valores más bajistas del Ibex 35 se hacen fuertes. Gamesa se desploma un 5%, Sacyr un 4,54% y Banco Popular un 4,68%.

Escasos valores se salvan de la quema. IAG sube un 0,81% -después de que el pacto EADS y BAE para crear un gigante de defensa aeronáutico se haya ido al traste-, y Red Eléctrica suma un 0,68%.

En el grupo de los blue chips, BBVA cede un 1,55%, Santander un 1,24%, Iberdrola un 0,81%, Repsol un 1,06% y Telefónica un 0,94%.

En el Mercado Continuo…
Los inversores se ceban con las acciones de Inypsa, que se desploma un 6,82%, mientras que Reno de Medici hace contrapeso en la parte alta con una revalorización del 5,32%. A destacar la caída del 2,46% en Zeltia, después de que su filial Noscira no haya alcanzado los objetivos previstos en el ensayo de un fármaco contra el Alzheimer.


HISTORIAL DE CALIFICACIÓN DE ESPAÑA POR S&P:



GRADOS DE CALIFICACIÓN SEGÚN LAS PRINCIPALES AGENCIAS DE RATING: