Apenas una hora después de alcanzar los mínimos del año, el Ibex 35 consigue remontar posiciones y cotizar en positivo. Una revalorización del 0.10% que le  devuelve los 9.300 puntos. Y ello a pesar de que la prima de riesgo sigue cotizando en máximos - por encima de 400 puntos básicos - con el bono español a diez años subiendo un 6%.

Caída, mínimos y rebote. Es el comportamiento del Ibex 35 en apenas una hora de sesión. El selectivo español ha comenzado la sesión con caídas que le han llevado al borde de los 9.200 puntos para después, invertir su tendencia y cotizar en positivo. Una revalorización del 0.10% que le coloca por encima de los 9.300 puntos. Nicolás López, director de análisis de MG Valores advierte de que "los 9.200 puntos es el nivel que debería mantener el selectivo español pues lo ha mantenido durante las últimas cesiones a las que hemos asistido". Y de momento, así ha sido.


Gráfico Ibex 35



¿El motivo? Los pesos pesados del selectivo - los que más ponderan dentro de la renta variable española- han comenzado a liderar los avances. Especialmente el sector financiero. Banco Santander supera el 1.4% de revalorización y alcanza los 7.03 euros. BBVA suma un 0.7% en tanto que Telefónica se acerca al 0.3% de revalorización, hasta los 15.32 euros.

Sin embargo, las referencias macro de la jornadad no invitan al optimismo. Sobre todo si nos fijamos en que la prima de riesgo española sigue por encima de los 400 puntos básicos, con una rentabilidad del  bono español que supera el 6%. Y es que las dudas "sobre la recuperación económica mundial siguen presentes en datos como los que conocimos ayer del ISM Manufacturero o los datos sobre exportaciones que llegaron de economías como la Chian o europeas", reconoce Covadonga Fernández, analista de Selfbank.