El selectivo español se desmarca del resto de plazas europeas y se da la vuelta una hora después de comenzar a cotizar. Ahora son las cíclicas las que tiran del selectivo, apesar de la incertidumbre periférica. El Ibex 35 sube un 0,38% hasta los 8.368 puntos. Sin embargo, el euro no corre tan buena suerte y no supera la barrera de los 1,35 dólares.

Los inversores se mueven de lado a lado en el Ibex 35. El selectivo intenta rellenar el hueco bajista que dejaba en la apertura y regresa al verde y al entorno de los 9.300 puntos. De hecho, aquellas compañías que se ubicaban en la cola del índice ahora encabezan las subidas. Mediaset se dispara un 3,55% y Abertis un 1,36.

Repsol no logra convencer a los inversores a pesar de la mejora de sus beneficios y continúa cotizando en rojo. Cede un 0,68%. Lo mismo le pasa a Amadeus, que cede un 3,17% y no logra quitarse el San Benito de ‘farolillo rojo’.

En el grupo de los blue chips, los grandes bancos corren dispar suerte. BBVA sube un 0,49%, mientras que Santander cede un 0,14%. Telefónica e Iberdrola suman mismo porcentaje, un 0,54%.

En el Mercado Continuo…
Sigue encabezando las subidas EADS. Sus resultados están siendo premiados con un avance del 6,17%. Entró en pérdidas en los nueve primeros meses del año. De hecho, se sitúa en primer lugar también en el Cac parisino y en el EuroStoxx 50.

Al otro lado, Fergo Aisa regresa a su clásico último puesto y cede un 5,88%.

Como era de esperar, Cementos Portland ha presentado unas cuentas negativas por culpa de su dependencia del maltrecho sector inmobiliario. El valor cede un 0,11%.