El Ibex 35 cerró la sesión en positivo. Una revalorización del 0.5% que le llevó a los 7.764 puntos. Y sin embargo, la lectura para la última semana no es nada alentadora: la bolsa española cedió un 6.5%. En el punto de mira sigue la incertidumbre en torno a la deuda periférica, y más con la desastrosa colocación de Italia. Los expertos reconocen que el BCE es el único que  tiene la llave para calmar a unos mercados que siguen tensionados. Y para muestra un botón, el euro cotiza en mínimos de siete semanas, en los 1.3270 dólares.

El Black Friday ha conseguido inyectar optimismo a Wall Street y a la renta variable europea, inmersa en un letargo bajista como consecuencia de la falta de acuerdo entre los líderes europeos para solucionar la actual crisis de deuda. El último en subirse al carro es Bélgica, cuya prima de riesgo sigue cotizando en sus niveles máximos. La española en los 467 puntos básicos el día en que el BCE habría salido al rescate de Italia y España comprando deuda, según fuentes del mercado.

José Manuel González Páramo dice que la crisis que comenzó en Grecia está afectando a economías de primer nivel, como Francia o Alemania y admite que el BCE está en una encrucijada “y esto debería entenderlo los mandatarios de la Eurozona”. Italia hoy ha salido al mercado de deuda con un resultado desastroso, al pagar un 86% más por sus letras a seis meses. Y en medio, las palabras del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Duráo Barroso asegurando que los países “triple A” tienen que mostrar su apoyo al euro sin reservas en un momento “preocupante” para la Unión Europea.

Queda claro que el problema no sólo es de España “sino que es de Europa”, reconoce Jesús Sánchez Quiñones, director general de Renta 4. Mientras esto no se solucione “seguirá habiendo volatilidad y miedo en los mercados de renta variable”. Y en los de divisas. De hecho, el euro ha perdido los 1.33 dólares y cae a mínimos de siete semanas, en los 1.3270 dólares.  En el mercado de renta variable, el Ibex 35 despidió la sesión con una subida del 0.5% que le llevó a los 7.764 puntos. Una penalización del 6.5% desde los niveles a los que cerró el pasado viernes.

ArcelorMittal y Caixabank, líderes del selectivo

Dentro del mercado español, ArcelorMittal actuó como principal impulsor de la subida. Una revalorización del 3.2% que le llevó a los 11.79 euros. Caixabank se colocó en los primeros puestos de las revalorizaciones y, al ritmo del 1.9%, cerró en los 3.57 euros.

Los dos grandes bancos también consiguieron cerrar en positivo. BBVA subió un 1.47% hasta los 5.60 euros.. Banco Santander sumó un 1.36%, con lo que el lunes comenzará a cotizar en los 5.22 euros,  el día en que el gobierno a indultado a su consejero delegado, Alfredo Sáez por un delito cuando era presidente de Banesto.

El resto de pesos pesados cotizaron en positivo, salvo Telefónica que cerró la sesión en tablas sobre los 12.87 euros. Iberdrola superó el medio punto porcentual y marcó en los 4.58 euros su último precio en tanto que Repsol subió un 1.6% el precio de sus acciones, en los 20.06 euros.

A favor de las caídas, Inditex se dejó un 2.01% cerrando en los 60 euros. BME y Amadeus retrocedieron más de un punto porcentual, hasta los 19.60 euros y los 11.71 euros, respectivamente. Indra perdió un 0.9% en tanto que Gamesa contó pérdidas del 0.6% en su cotización, hassta los 2.98 euros.