Tan sólo cuatro compañías –ninguno de los blue chips, entre ellas- consiguieron este jueves nadar a contra corriente y cerrar en positivo. El Ibex 35 se tiñó de rojo, al igual que el resto de plazas europeas, y perdió un 1,75% hasta los 9.225 puntos.  Mal día para el ámbito financiero y el constructor, aunque fue ArcelorMittal (-7,79%)  la que tuvo un peor comportamiento. El petróleo cotizó a la baja en el entorno de los 59 dólares el Brent y un euro se cambió al cierre por 1,3757 dólares.