En este juego de inestabilidad en el que han entrado los mercados en las últimas semanas hoy tocaban caídas. Eso a pesar de que la jornada ha estado marcada por la ausencia de referencias de calado a la espera de que el miércoles se conozca el dato de inflación en Estados Unidos. Y eso mantiene en alerta a los inversores que necesitan confirmar cómo de en serio han de tomarse las presiones inflacionistas y su efecto sobre la política monetaria de la FED. En este entorno, el Ibex 35 ha caído un 1,23% para cerrar en 9.650 puntos.

El índice español sigue cotizando en niveles de febrero de hace un año, tras haber fulminado durante la corrección que acusan los inversores desde principios de mes todas las subidas que habían acumulado desde el uno de enero.

Ibex

A la espera de ese dato, la sesión ha estado marcada por la incertidumbre. Como destaca David Madden, analista de CMC Markets en el Reino Unido, "la sensación común ha sido la baja volatilidad y el estrecho rango en el que nos hemos movido".

En el Ibex 35, las compañías que mejor lo han hecho han sido Arcelormittal y Colonial, que se han apuntado un 2,27% y un 0,81%, respectivamente. Por el contrario, ACS y Siemens Gamesa han sido las que más han caído, con descensos del 3,34% y del 2,78%. Entre las grandes, Banco Santander ha caído un 1,88%, Telefónica ha cedido un 1,45% y BBVA se ha dejado un 1,39%.

También ha sido protagonista DÍA, que ha recibido una rebaja de recomendación y de precio objetivo por parte de la firma de inversión Macquarie. Una de las razones para tomar esta decisión es la posibilidad de que la empresa decepcione durante la publicación de resultados el día 22. El Economista publica que la empresa se está reuniendo con los analistas para explicarles que sí, que sus resultados presentarán un deterioro.

Por su parte, Expansión publica que la venta del paquete del 20% de Gas Natural en manos de Repsol se está calentando y que pujarán KKR y CVC.

Por lo demás, Wall Street también caen durante la sesión, aunque el Nasdaq se salva de los números rojos en una jornada marcada por la espera de que mañana se publique el dato de inflación del mes de enero. Probablemente será clave la cifra, sobre todo en un entorno de mercado en el que los inversores podrían jugárselo al todo o nada. El temor a que las presiones inflacionarias vayan a acelerar la política de tipos de la FED es la que está marcando el ánimo de los mercados.

En este entorno, la rentabilidad del bono a 10 años sigue por encima del 2,8%. 

bono

Por su parte, el EURUSD cotiza en 1,235 unidades, el oro se mueve en 1.329 dólares l aonza y el brent sigue cayendo y el precio del barril se encuentra en 62,40 dólares.