El principal selectivo español avanza un 0,52% hasta los 9.772,80 puntos, en linea con el resto de Europa. El Euro se cambia por 1,159 dólares, la lira vuelve a mínimos y el barril de crudo Brent sube hasta los 74,27$.  En Wall Street también imperan las órdenes de compra mientras el mundo sigue esperando el desbloqueo de las negociaciones arancelarias.

 

 

El IBEX 35 sube un 0,52%, hasta los 9.772,80 puntos al cierre de una jornada con escasas referencias macroeconómicas y los bajos volúmenes propios de agosto. La atención continua fijada en el desarrollo de las negociaciones comerciales entre EEUU y el resto del mundo, después de que un medio chino publicase este fin de semana, que el Gobierno de Xi Jinping no va a dar su brazo a torcer. Pekín pretende grabar las importaciones estadounidenses por valor de 60.000 millones de dólares, después de que EEUU haya propuesto aumentar los aranceles desde el 10% al 25% sobre 200.000  millones de dólares de importaciones chinas.

Dentro del Ibex 35, la mayor subida es la de Arcelormittal, que avanza un 2,75%, por delante de Indra, que repunta un 1,73% y de Mapfre, que se revaloriza un 1,29%.

Amadeus también repunta, un 0,53% se produce después de que dos casas de análisis hayan informado sobre buenas recomendaciones. Los expertos de Berenberg han comunicado el iniciado cobertura sobre la compañía con una recomendación de compra y un precio objetivo de 90 euros por acción, lo que supone un potencial de subida de casi el 26%. Los expertos de UBS también han mejorado el precio objetivo de la compañía, aunque hasta los 70 euros, niveles por debajo de los que actualmente cotiza Amadeus.

Los inversores de BBVA dejan caer los títulos de la entidad un ligero 0,02% en una jornada en la que la lira turca ha vuelto a marcar nuevos mínimos históricos en medio de la disputa diplomática entre Estados Unidos y Turquía.

El farolillo rojo de la sesión en el Ibex 35 ha sido DIA, que cae un 6,09%, hasta los 2,16 euros por acción. La cadena de supermercados reanudaba este martes su trayectoria bajista coincidiendo con la publicación de los datos quincenales de las posiciones cortas en la bolsa española.Según datos de la CNMV, a principios de agosto, las posiciones cortas se situaban en el 18,69 por ciento del capital, su nivel más alto desde finales de noviembre de 2017 y 1,5 puntos superior al registrado anteriormente a julio. En lo que va de año, las acciones de DIA ya han perdido más de un 50 por ciento de su valor.

Tras el de DIA los mayores descensos del Ibex 35 son los de Viscofan  y Siemens Gamesa, que se dejan un-1,14 y un -0,93%, respectivamente.

En elMercado Continuo, Audax y Solaria lideran las subidas, al repuntar un 7,78% y un 7,09% respectivamente.

La prima de riesgo de España baja hasta los 100,10 puntos básicos, mientras que el interés exigido al bono español a 10 años cede hasta el 1,41%.

Las subidas del Ibex 35, en línea con las del resto de Europa

El Ibex 35 sigue la tendencia del resto de principales bolsas europeas que cotizan con avances.  En el caso del Cac 40 del 0,81%, el Dax 30 avanza un 0,40%, el Ftse 100 suma un 0,71% y el MIB italiano un +1,27%

El Euro se cambia por 1,159 dólares y el barril de crudo Brent sube hasta los 74,27$, mientras en  Wall Street también imperan las órdenes de compra con subidas superiores al medio punto porcentual para el Dow Jones.

En el apartado macro, hoy se ha conocido que la producción industrial alemana cayó más de lo esperado en junio, lo que podría sugerir un enfriamiento de la actividad de las fábricas de la mayor economía de Europa al término del segundo trimestre. Los datos del Ministerio de Economía mostraron que la producción industrial cayó un 0,9%, lo que contrasta con el crecimiento anterior del 2,4%. El descenso ha sido superior a las previsiones del mercado, que anticipaba un recorte del 0,5%.

En el apartado empresarial del Viejo Continente, destacan los resultados de dos entidades: Commerzbank y Unicredit.

En el caso del banco alemán, en el que el gobierno germano mantiene una participación del 15,6%, obtuvo un beneficio neto atribuido de 533 millones de euros en los seis primeros meses del año, frente a las pérdidas de 414 millones registradas en la primera mitad de 2017. A pesar de estos resultados, la entidad se deja un 2,41%.

Por el contrario, el mayor banco italiano sube un 3,0% tras comunicar que logró un beneficio neto atribuido de 2.136 millones de euros, lo que supone un incremento del 15,3% en relación al resultado de la entidad en el primer semestre del año pasado.