La buena colocación de bonos a tres años españoles y el mantenimiento de los tipos por parte del BCE reactivan la confianza del inversor nacional, sobre todo la de los accionistas de bancos pues, si el sector financiero suponía un lastre para el Ibex 35 al inicio de sesión, al cierre Santander y BBVA eran principales los motores del índice con subidas superiores al 5%. Finalmente nuestro selectivo ha terminado la jornada con un avance del 3,72% hasta los 9.198 puntos. En el mercado de divisas el euro vuelve al entorno de los 1,21 dólares, y en el de materias primas, el barril de petróleo se compra a 76,24 dólares.
El parqué madrileño registró hoy la segunda mayor subida del año (+3,72%), lo que situó al Ibex 35 en el nivel de los 9.198,2 puntos, aupado por los buenos datos publicados, que han alejado, al menos momentáneamente, las dudas y la incertidumbre en el mercado.

Los mayores avances del día correspondieron a Mapfre (+6,44%), OHL (+6,23%), Bankinter (+5,83%), Banco Popular (+5,29%), Banco Santander (+5,17%), BBVA (+5,09%), Iberdrola (+4,67%), Telefónica (+3,68%), Banco Sabadell (+3,07%), Repsol YPF (+2,63%) y Banesto (+1,95%). La sesión terminó con un solo valor en negativo, Gamesa (-0,50%).

La jornada comenzó con la buena acogida de la subasta de bonos a tres años del Tesoro Público español, por un importe de 3.903 millones de euros, que disipó el temor sobre la situación de la deuda española.

El selectivo repuntó hasta el 2% tras la conocerse los datos de la subasta pero tras el anuncio del Banco Central Europeo (BCE) de mantener los tipos en el 1%, pese a los rumores del mercado que apuntaban a que la institución podría anunciar una rebaja de hasta medio punto, comenzó a dispararse, hasta que la apertura alcista de Wall Street terminó de consolidar sus ganancias.

Además, los economistas del Eurosistema revisaron al alza las expectativas de crecimiento del PIB para este año, hasta un rango de entre el 0,7% y el 1,3%, frente al rango del 0,4% y el 1,2% previsto en marzo por el BCE.

Por otro lado, el presidente del BCE, Jean Claude Trichet, también anunció que la institución celebrará las subastas de liquidez a tres meses correspondientes al tercer trimestre del año a tipo fijo y con adjudicación plena de fondos.