El selectivo de la bolsa española consiguió cerrar la sesión en positivo. Una revalorización del 1,5% que le devolvió los 8.487 puntos. Lo hizo después de que Italia colocara – por segunda vez en la semana – deuda por valor de 7.000 millones de euros con un interés inferior al de la última subasta. En el mercado de divisas, el euro baja hasta los 1.2919 dólares.
La jornada transcurrió la mayor parte en negativo para los índices de renta variable y, sin embargo, la apertura en positivo de Wall Street animó a los mercados europeos. El Ibex 35 subió un 1,5% y marcó en los 8.487  puntos su último movimiento. Una subida que también tuvieron el resto de índices europeos. El DAX subió un 0.6% y cerró en los 5.805 puntos. El Eurostoxx50 avanzó un 0.7% en tanto que el FT-100 cerró con subidas de más de medio punto porcentual.

Y lo hicieron después de que el Tesoro Italiano se enfrentara a la última prueba de fuego ante los mercados, después de la exitosa emisión de deuda de ayer. El resultado ha sido positivo pues ha colocado más de 7.000 millones de euros en bonos a largo plazo a un interés por debajo del 7%. Eso sí, la cifra ha quedado por debajo de los 8.500 millones que, de máximo, esperaba recaudar el tesoro. Una referencia que compartió protagonismo con el IPC de Alemania, que registró en diciembre una subida de siete décimas, hasta el 2.1% y las perspectivas que lanzó el Banco de España sobre la economía española al advertir que se contrajo durante los últimos meses del año “por las fuertes tensiones de los mercados financieros y el deterioro en las perspectivas económicas”.

Grifols y Enagás, líderes

Dentro del mercado, Grifols y Enagás se convirtieron en los valores que más subieron de la sesión. El fabricante de hemoderivados subió un 3.28% y marcó los 13.07 euros en su último precio. Una revalorización a la que siguió la de más del 2,8% que vivieron Enagás y Repsol. ArcelorMittal superó el 2,4% de revalorización, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 13.98 euros.

Los grandes del Ibex 35 también consiguieron cerrar en positivo. El Telefónica se animó con un 1.46% de subida, hasta los 13.21 euros, Santander subió un 2.13% - hasta los 5.80 euros - mientras que BBVA elevó en un 2.27% el precio de sus acciones, que cerraron en los 6.54 euros.

En terreno negativo, Sacyr Vallehermoso volvió a ser farolillo rojo de la sesión al perder un 1.9%, hasta los 3.83 euros. Banco Sabadell perdió un 1.3% en tanto que Bankia y CaixaBank superaron el medio punto porcentual de caída, hasta los 3.50 euros y los 3.84 euros, respectivamente.