Tras tres sesiones consecutivas a la baja, el Ibex 35 afronta la cuarta a la baja. Al compás que sus homólogos europeas el selectivo del continuo español cede un 1,18 por ciento y se coloca en los 8.890 puntos arrastrado de nuevo por el mal tono de la banca. El euro se desinfla frente al dólar hasta las 1,3564 unidades. El futuro del barril de crudo Brent cae a 57,92 dólares.
Los números rojos se imponen de nuevo en la apertura de las plazas europeas, arrastradas por el pesimismo que la caída de las ventas minoristas en EE.UU. produjo anoche en Wall Street, mientras que aún resuenan los ecos de los datos negativos en Europa de ING, Allianz o Unicredit. De nuevo la atención se centra en el sector bancario, con Santander y Bankinter como protagonistas en nuestro país. Por el lado macroeconómico, los inversores cuentan con el dato de que la economía española cayó el 1,8 por ciento en el primer trimestre de este año y el 2,9 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior, según el indicador avanzado por el Instituto Nacional de Estadística.


Gráfico del Ibex 35

Penalizado el sector bancario

Las acciones de Bankinter comienzan la sesión con descensos del 1,72 por ciento mientras Credit Agricole anuncia que cuenta ya con un 23,6 por ciento de la entidad, un día después de que Bankinter anunciase que ampliará capital en 361 millones para reforzar su capital tras la compra del 50 por ciento de la aseguradora Línea Directa. La ampliación, con derecho de suscripción preferente, conlleva un descuento sobre el cierre del miércoles cercano al 40 por ciento. Sin embargo, son los títulos del Popular quienes se colocan en el primer puesto del ranking de caídas del selectivo del continuo en la apertura. Se dejan más de un 3 por ciento al igual que la constructora OHL

En torno a un 2,4 por ciento bajan Acerinox y Gamesa, que publica resultados del primer trimestre al cierre de la sesión, mientras que el BBVA cae un 2,18 por ciento, más de lo que retrocede su principal rival, el Santander. La entidad presidida por Emilio Botín se deja un 1,32 por ciento, después de que Venezuela anunciase que su Gobierno está a punto de cerrar la compra de Banco de Venezuela, filial en el país de la entidad presidida por Emilio Botín. Por completar la quinta de pesos pesados, Iberdrola cede un 0,6 por ciento, un 0,9 por ciento baja la petrolera Repsol mientras que la operadora Telefónica logra repuntar un 0,20 por ciento.

Telefónica…de las pocas al alza


Acompañan al alza al principal valor de nuestro mercado, a Telefónica, compañías como Inditex, Sacyr o Abertis (todas ellas con repuntes moderados), mientras que Telecinco, que abona entre sus accionistas un dividendo a cargo de 2008 de 0,865 euros por acción, suma un 0,4 por ciento. Endesa, con avances del 0,7 por ciento y FCC, con una revalorización superior al punto porcentual, son las mejores del Ibex 35 en la apertura. esta última se ve apoyada por la mejora de recomendación que ha realizado sobre el valor hasta neutral Bank of America.

NH Hoteles sigue castigada


En el mercado continuo, Miquel y Costa lidera las alzas al revalorizarse en los primeros compases del día más de un 8 por ciento, por encima del 7 por ciento repunta Inmobiliaria Colonial mientras que Barón de Ley ocupa el lugar de los más castigados en el mercado amplio: baja la compañía un 4,4 por ciento. Pero en el continuo debemos estar atentos este jueves a varias compañías que han presentado resultados y a NH Hoteles, que continúa penalizado (-1,6 por ciento) por su anuncio de que ampliará capital. Una ampliación que los analistas de Banesto Bolsa califican de necesaria para la viabilidad financiera de la empresa, aunque muy dilutiva para los accionistas minoritarios.

Si hablamos de resultados empresariales, SOS Cuétara suma un 2,3 por ciento, un día después de que el grupo de alimentación señalase que su beneficio bruto de explotación (EBITDA) aumentó un 55,3 por ciento a 32 millones de euros en el primer trimestre del año. También dijo que próximamente dará detalles sobre la ampliación de capital prevista de hasta 200 millones de euros. Por su parte, Europac, que ha perdido 7,62 millones de euros en el primer trimestre del año para entrar en números rojos, baja un moderado 0,67 por ciento, el mismo porcentaje que logra repuntar Codere. Esta última ha mejorado un 54,5 por ciento sus ganancias en el primer trimestre, hasta los 1,7 millones de euros gracias al crecimiento de sus principales mercados de Latinoamérica, México y Argentina, a pesar del complejo entorno de crisis global. Con repuntes más claros, del 3,4 por ciento, cotiza Vocento, tras anunciar que ha ganado 2,9 millones de euros en el primer trimestre del año por el buen comportamiento en la difusión, el crecimiento en Internet y la mejora de los resultados del área audiovisual. 

Europa y deuda

Pese a un conato de inicio alcista, todas las plazas europeas se rinden a la corriente vendedora imperante en la sesión y recortan posiciones, salvo el Cac 40, que suma un inapreciable 0,05 por ciento. El Dax Xetra germano se deja un 0,03 por ciento, un 0,84 por ciento cae el FT100 de Londres mientras que el Eurostoxx 50 pierde un 0,20 por ciento. Si atendemos a compañías, vemos importantes retrocesos en Credit Agricole que, tras anunciar un descenso de su beneficio trimestral del 77 por ciento, comienza la sesión con caídas del 4 por ciento y arrastra al resto del sector bancario y asegurador. De este modo, Allianz baja un 2,3 por ciento al igual que SG, mientras que ING o Renault ceden más de dos puntos porcentuales. En Londres, atención a British Telecom porque ha anunciado que va a despedir trabajadores y que va a reducir dividendo. La compañía ha perdido 1.090 millones de euros en el cuarto trimestre, con lo que el beneficio del año pasado se sitúa en 475 millones de euros. Y, en bolsa, reacciona con retrocesos superiores al 4 por ciento. 

La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años pierdr una centésima en los primeros minutos de la sesión en el mercado secundario de deuda pública, con lo que empieza el día en el 3,96 por ciento. Por tanto, el precio de estos títulos, que se mueve en sentido contrario a su rendimiento, se encarece levemente, hasta el 105,25 por ciento, frente al 105,21 por ciento del cierre de ayer.