La compañía de telecomunicaciones británica BT Group ha anunciado que realizará más rebajas de valor en su deficitaria división Global Services, recortará el dividendo y eliminará hasta 15.000 empleos el año próximo. También señaló que su déficit de pensiones aumentó hasta 2.800 millones de libras y que reestructurará mayores pagos de 525 millones de libras durante los tres próximos años fiscales.
La compañía incurrió en una perdida neta en el cuarto trimestre fiscal de 977 millones de libras, frente a la pérdida de 426 millones de libras del mismo periodo del año anterior.

Los resultados antes de interés, impuestos, depreciación y amortización antes de extraordinarios descendieron un 14% a 1.350 millones de libras, frente a 1.570 millones de libras un año antes.

La caída de los resultados se debe principalmente a los elevados costes de reestructuración derivados de Global Services, que ascienden a 1.300 millones de libras.

El limitado flujo de caja de BT y su elevado déficit de pensiones presiona el dividendo.