El grupo de juego Codere ha anunciado que su beneficio neto aumentó un 55% en el primer trimestre gracias a que las actividades en Argentina contrarrestaron la debilidad del negocio en España. La compañía registró un beneficio neto de 1,7 millones de euros, en comparación con los 1,1 millones de euros del mismo periodo del año anterior, según un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.
El beneficio antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, o Ebitda, cayó un 11,9% a EUR55,4 millones, aunque se situó por encima de las propias previsiones de la compañía, que había estimado que obtendría un Ebitda de entre 50 y 52 millones de euros. 

Argentina y México son los motores de crecimiento de Codere, gracias a la expansión de su oferta de juego, lo que compensa "la debilidad del mercado español".

La compañía de juego informa también de que las inversiones se redujeron un 45 por ciento y de que el 77 por ciento de las mismas fueron de mantenimiento.

Codere gestiona 54.412 terminales de juego, 138 salas de bingo, 146 salas de apuestas deportivas, 3 hipódromos y 6 casinos en España, Italia, Argentina, Brasil, Colombia, Panamá y Uruguay.