Llegó a romperlos en varias ocasiones y finalmente el Ibex 35 logró mantener los 7500 puntos al cierre. Una penalización del 0.7% que le llevó a los 7.520 enteros. Tono mixto en la bolsa española el día en que Banesto dio el pistoletazo de salida a los resultados empresariales – al publicar un beneficio de 20.2 millones de euros en el primer trimestre – con un mercado de deuda que sigue relajado, la prima de riesgo por debajo de los 400 puntos básicos.
Siguen los vaivenes para la renta variable. El Ibex 35 cerró con una penalización del 0.7% que le llevaron a los 7.520 puntos y lo hizo sin el apoyo de las plazas europeas, que finalizaron la sesión en positivo. Italia nuevamente en el punto de mira después de conseguir salvar la subasta de 2.884 millones de euros en deuda a tres años – por debajo de los 3.000 millones de euros previstos- a un interés que supera en más de un 1% el pagado hace un mes.

Entre los valores más negativos de la sesión, las constructoras. Sacyr Vallehermoso perdió un 4.24% y marcó en los 2.10 euros su último precio. A pocos pasos, ACS. La constructora se ha visto penalizada por la rebaja en el precio objetivo otorgada por Credit Suisse hasta los 13 euros, desde los 18 euros estimados anteriormente, tras advertir su vulnerabilidad al deterioro de la economía española y la pérdida de valor de las participaciones que conserva en Iberdrola y Hotchief. Los inversores perdieron un 3.5% del valor de sus acciones, hasta los 17.55 euros. FCC cerró con una penalización del 3.30%, hasta los 14.79 euros.

Termina la sesión, pero no el día. Al menos para Repsol. Hoy podría ser el día en que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner decida sobre el final de YPF. Las opiniones del mercado aseguran que la intervención del estado será inminente para poder tomar el control de la compañía, algo que podría generar más atractivo a la petrolera. Los títulos de la petrolera no consiguieron remontar posiciones y, al ritmo del 0.8%, cerró en los 17.96 euros.

Los números rojos también salpicaron al resto de pesos pesados. Banco Santander recortó en un 1.3% el precio de su cotización, que cerró en los 5.23 euros. BBVA perdió un 1.7%, hasta los 5.50 euros, en tanto que Telefónica superó el punto porcentual de caída, hasta los 11.61 euros. Iberdrola recortó un 1,5%, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 3.90 euros.

Tuvieron más suerte los accionistas de ArcelorMittal, que vieron cómo su cotización sumó un 4.3% y cerró en los 13.80 euros. Bankia a pocos pasos elevó en un 3.87% el precio de sus acciones, que marcaron en los 2.63 euros su último precio. Inditex, Mediaset o IAG lograron subir más del 1.3%.