El Ibex35 cierra con una revalorización del 0.5% que le llevaron hasta los 8574 puntos. Subida que lideró el sector financiero - Sabadell y Popular a la cabeza, con subidas de más del 5% - y que tuvo como prinicpal lastre al propio operador de la bolsa nacional, BME. En una jornada en la que la prima de riesgo bajó hasta los 286 puntos básicos en tanto que el euro marcó los 1.3328 dólares. 
 
El Ibex35 termina la sesión con subidas del 0.5% que le llevaron a marcar en los 8.574 puntos su último precio. Pese a las dudas iniciales, y estar gran parte de la sesión en números rojos, el selectivo de la bolsa española recuperó el terreno perdido y nadó a contracorriente del resto de índices europeos. Especialmente el FT-100 que se dejó más de un punto porcentual después de que el Banco de Inglaterra haya condicionado su política monetaria a la consecución de un nivel de desempleo del 7% - en la actualidad está en el 7.8%- y el hecho de que haya establecido un objetivo de finalización del programa de compra de activos, que “vuelve a evocar en gran medida lo que está aconteciendo en EEUU”, reconoce Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG.

Muchas dudas que no consiguieron turbar la evolución de algunos de los valores del selectivo español, como Banco Sabadell que se disparó un 6.7% y marcó en los 1.7100 euros su último precio. Un comportamiento al que muchos expertos tachan de “mero rebote que no cambia la tendencia primaria, que sigue siendo bajista”, explican expertos en Bolsamanía. Con el mismo brío subieron las acciones de Popular que, al ritmo del 5.3%, cerraron en los 3.6700 euros. Eso sí, si hay que elegir entre ambas entidades, Alberto Castillo, de Capital Bolsa se quedaría con esta última pues “estamos viendo un rally protagonizado por el cierre de posiciones cortas y entrada de fondos macro, jugando la baza de una recuperación de la economía", reconoce en el Encuentro digital.

Las subidas se hicieron extensibles al resto del sector. Caixabank elevó en más de tres puntos porcentuales el precio de su cotización, hasta los 2.9350 euros. Por su parte, Bankinter sumó un 1.3%, hasta los 3.4550 euros mientras que mañana Santander comenzará a cotizar desde los 5.5440 euros y BBVA desde los 7.1370 euros, tras experimentar subidas de más de dos décimas en su cotización.

El resto de pesos pesados también gozó de buen comportamiento. Repsol cerró en los 18.1250 euros. Iberdrola se animó con subidas del 0.3% que le llevaron a cerrar en los 4.1960 euros mientras que las acciones de Telefónica consiguieron marcar en los 10.8600 euros su último precio, tras experimentar una subida del 0.7% en su cotización.

Los títulos más penalizados de la jornada fueron los del operador de la bolsa, BME, que retrocedieron un 2.5% y marcaron en los 20.25 euros su precio. Las acciones de Indra mañana comenzarán a cotizar desde los 11.2750 euros tras verse perjudicados por caídas del 11.2750 euros.