El Ibex-35 cerró el miércoles con ganancias superiores al 1,5% y marcó máximos de seis años y medio dentro de un contexto alcista de los mercados internacionales, favorecidos por la caída del crudo.
"Parece que la desaceleración de la economía estadounidense va a ser muy suave, con tipos que probablemente no vayan a subir más o, al menos, no mucho más, y una menor presión de parte de los commodities. Esto permitirá que los resultados empresariales sigan siendo fuertes y por eso sube la bolsa", dijo Víctor Peiró, director de análisis de Caja Madrid. En este contexto, los títulos de Banesto cerraron con alzas del 3,16 por ciento, a 15,02 euros. Dentro del sector bancario, BBVA sumó un 2,08 por ciento y el Santander escaló un 1,47 por ciento. Operadores también destacaron como un factor positivo para las ganancias de la bolsa la subida de un 2 por ciento, a 13,27 euros por parte de Telefónica, algo que no acababa de producirse con las últimas ganancias de la bolsa española.