El selectivo español cierra el año acercándose a los 10.000 puntos, con una caída del 0,49% en una sesión en la que en Europa y en Estados Unidos sólo se ha salvado de las ventas el índice londinense que, por otro lado, ha sido el peor este año entre los grandes. El índice madrileño cierra su mejor ejercicio desde 2013.

El Ibex 35 comenzará 2018 desde 10.043 puntos, tras haberse apuntado un 7,4% este año.  Las últimas jornadas del año han estado muy marcadas por la falta de volumen y de referencias tanto macroeconómicas como empresariales, lo que ha animado a los inversores a colgar los guantes en estas últimas semanas y asegurarse las ganancias ya conseguidas.

Ibex 35

La sesión también ha sido negativa para Europa, donde ningún índice ha conseguido ponerle la guinda al año con subidas. Tampoco en Estados Unidos, donde los índices parece que también van a despedir el año con caídas.   Pero el peor durante esta última sesión ha sido el índice italiano, el FTSE MIB, que se ha situado en mínimos de seis semanas tras anunciar el ejecutivo las elecciones generales para el próximo 4 de junio.

Los mejores valores de la sesión en el Ibex 35 han sido Red Eléctrica e Inmobiliaria Colonial, que han finalizado con alzas del 0,97% y del 1%, respectivamente. Por el contrario, Repsol y Siemens Gamesa han sido los valores que peor lo han hecho durante esta última jornada bursátil de 2017. La petrolera ha cerrado con un descenso del 1,93% y el fabricante de turbinas eólicas ha cedido un 1,85% y se ratifica como una de las peores compañías del ejercicio dentro del Ibex al haberse hundido un 35% solo estos doce meses.

Tampoco ha ido muy bien la jornada para las grandes compañías del índice. Banco Santander ha cedido un 0,58%, Telefónica ha retrocedido un 0,85% y BBVA ha caído un 0,43%.

Pero la protagonista de la sesión ha sido Urbas, que tras volver al parqué después de estar suspendida desde septiembre, ha caído un 23,5% para cotizar en 0,013 euros.

Durante 2018 habrá que volver a estar muy pendientes de todo lo que ocurre con el sector bancario en España. Parece que el contexto vuelve a ser positivo, ya que no solo la FED ha comenzado con las subidas de tipos de interés, sino que a partir del mes de enero el BCE iniciará la reducción de su programa de activos, el conocido como QE. Esto no es otra cosa que el primer paso de la normalización de las políticas monetarias y eso para un índice tan bancarizado como el español no dejan de ser buenas noticias. Eso sí, nadie espera subidas de tipos en los próximos meses.

La jornada ha vuelto a estar marcada por la evolución del euro, que sigue revalorizándose frente al dólar. Esto ha hecho que 2017 sea el mejor año para la moneda europea frente a la americana desde 2003 con alzas de más de un 14% en estos doce meses al acercarse de nuevo el par a la cota de 1,20 unidades.

El petróleo sigue en máximos de dos años y medio, sobre todo la referencia americana, el WTI, que ha terminado la sesión por encima de 60 dólares. El Brent ha acabado en 66,55 dólares el barril. También ha subido el oro, que ha acabado el año cerca del nivel de 1.300 dólares la onza, en 1.296 dólares.