La Bolsa española cerró hoy con una caída del 1,2% y perdió el nivel de los 11.800 puntos después de una jornada en la que los inversores prefirieron hacer caja ante el repunte del crudo que mantiene la incertidumbre sobre si finalmente la Reserva Federal de EEUU subirá los tipos.
Su principal índice, el Ibex-35 cedió 143,6 puntos, el equivalente al 1,2%, y quedó instalado en los 11.790,5 enteros, en tanto que el Indice General de la Bolsa de Madrid perdió el% y el tecnológico Ibex Nuevo Mercado el 0,77%. Todos los "pesos pesados" del mercado se depreciaron valor, encabezados por los dos grandes bancos BBVA, que cayó el 1,69%, y Santander, que se dejó el 1,69%. Por detrás se situaron Iberdrola, que perdió el 1,31% de su valor, Endesa 1,13%, Repsol 1,08% y Telefónica el 1,05%.