El conglomerado estatal singapurés Temasek anunció la venta de su participación en Bank of America, en un movimiento que pretende deshacer posiciones en los bancos occidentales, que han perdido gran parte de su valor debido a la crisis.
Temasek poseía el 3,8 por ciento del accionariado de Bank of America (unos 188,8 millones de acciones, con un valor de unos 2.600 millones de dólares), que supuestamente vendió en los últimos meses, aunque la entidad singapuresa no ha querido publicar cuándo se realizó la operación ni a qué valor ha ascendido la misma.

Tamasek alcanzó esta posición en el banco estadounidense en enero pasado, tras la compra de Merril Lynch por parte de Bank of America; pues su posición inicial se encontraba en Merril, donde poseía el 13,7 por ciento de las acciones, por las que pagó 5.900 millones de dólares en 2007.

La cartera accionarial de Temasek perdió un 31 por ciento de su valor entre el 31 de marzo y el 30 de noviembre del año pasado, hasta los 87.000 millones de dólares.