El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reconocido que algunas cajas de ahorros españolas tiene problemas. Además, ha indicado que el Gobierno va a hacer un esfuerzo para a darles apoyo financiero y ayudarlas a pasar dos o tres años díficiles, al tiempo que las animó a que se reestructuren y se fusionen.
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defendió que el sistema financiero español está soportando bien las crisis y que ni los bancos grandes ni medianos están teniendo dificultades, aunque reconoció que algunas cajas sí tienen problemas. 

Zapatero, en declaraciones a TVE, señaló que la mayoría de esas entidades tienen una buena situación, pero que algunas van a necesitar ayuda financiera del Gobierno para atravesar dos ó tres años difíciles. No obstante, instó a las cajas a que se reestructuren y fusionen para fortalecer su situación.

El presidente del Gobierno  indicó que la mayoría de estas entidades tienen una buena situación, pero que algunas van a necesitar ayuda financiera del Gobierno para atravesar "dos o tres años difíciles". No obstante, invitó a las cajas a que se reestructuren y fusionen para fortalecer su situación y dibujar un nuevo mapa financiero "con el tamaño que después de la crisis va a necesitar".

Zapatero también admitió que el Ministerio de Economía y Hacienda está negociando con el PP y otros grupos parlamentarios para llegar a un acuerdo antes de enviar al Parlamento el decreto ley en el que el Gobierno trabaja para crear un fondo de ayuda a la banca.

El fondo que el Gobierno planea crear para ayudar a las entidades con problemas podría movilizar hasta 99.000 millones de euros de recursos públicos.

La idea del Ejecutivo parte de una dotación inicial de 9.000 millones con cargo al Tesoro y de una capacidad de endeudamiento de hasta diez veces dicho importe, lo que arrojaría otros 90.000 millones y elevaría el total de recursos públicos disponibles a casi 100.000 millones.

En este sentido, el presidente aclaró que fue el Gobierno el que envió la propuesta al PP para redactar el decreto ley que incorpora el fondo, y que el líder del principal partido de la oposición, Mariano Rajoy, les envió su contestación, a diferencia de lo que Rajoy señaló ayer.

En concreto, el líder 'popular' sostuvo que remitió al presidente del Gobierno su opinión de lo que hay que hacer en el sector financiero antes del Debate del estado de la Nación sin recibir respuesta, y aseguró que "va a haber noticias en próximas fechas" sobre los problemas que atraviesa el sector financiero, por lo que reclamó al Gobierno una política económica que genere confianza.