El Gobierno no considera necesario aplicar nuevas reformas fiscales para favorecer a aquellas empresas y pymes para estimular la internacionalización y la competitividad de las empresas, ya que considera que las últimas modificaciones en su tributación ya están "suficientemente orientadas" en ese sentido. Así se expresa el Ejecutivo en una respuesta parlamentaria a la diputada del PP Macarena Montesinos. Montesinos había preguntado al Ejecutivo si tiene previsto reducir los impuestos a aquellas empresas que reinviertan sus beneficios en políticas de formación, internacionalización o fusiones.