El Consejo de Ministros aprobó hoy la subvención parcial de los intereses de las líneas de crédito 'Pymes, internacionalización, crecimiento empresarial y emprendedores' del Instituto de Crédito Oficial (ICO), por un valor de hasta 1.000 millones de euros, para los sectores agrícola, ganadero e industria alimentaria. En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, subrayó que esta medida tiene el objetivo de estimular el crecimiento del sector agroalimentario, una actividad que consideró "estratégica", al fomentar la vertebración del territorio y contribuir positivamente a la balanza comercial española. En el caso del sector primario, serán beneficiarios de estas ayudas los agricultores y ganaderos que tengan la consideración de pymes y las cooperativas, con independencia de su dimensión.