El Gobierno alemán ha avalado gran parte de un crédito de 190 millones de euros concedidos a los astilleros Wadan-Werften para mantenerlos en funcionamiento, informó hoy el administrador de insolvencia, Marc Odebrecht. Los astilleros, situados en Wismar y Rostock-Warnemünde (noreste de Alemania), se declararon en insolvencia a mediados de junio por la caída de los pedidos y sus dificultades para obtener liquidez. El estado federal avalará el 90% del crédito mientras que un consorcio bancario garantizará el 10% restante. Según Odebrecht, se trata de uno de los créditos millonarios más cuantiosos concedidos nunca en la historia de la República Federal Alemana.