La Seguridad Social destinó 890,08 millones de euros al pago de las prestaciones por maternidad, lo que supone un aumento del 7,82% respecto al mismo periodo de 2008, según datos del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales (MTAS).