El G14, el grupo que integra las grandes inmobiliarias, ve "imposible" el objetivo del Gobierno de crear 350.000 empleos sólo con los incentivos que articulará para fomentar el sector de rehabilitación de viviendas.