El FMI elevó hoy en tres décimas sus previsiones de crecimiento mundial para 2007 y 2008, hasta el 5,2% anual, pese a las dudas en torno a la economía estadounidense que se expandirá menos de lo pronosticado. La revisión se debe a las mejores perspectivas en los mercados emergentes, especialmente en China, India y Rusia, al contrario que EEUU, que crecerá un 2% este año, dos décimas menos que lo calculado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en abril.