El fabricante de vehículos chino Chery, uno de los que cuentan con mayor presencia en América Latina, prepara su salida a bolsa para tan pronto como el mercado bursátil se recupere, informó hoy el diario oficial "Shanghai Daily". El fabricante, el cuarto mayor de China, tenía previsto salir a bolsa a finales del año pasado y recaudar 100.000 millones de yuanes (11.031 millones de euros, 14.630 millones de dólares) con esa primera oferta pública de valores (OPV), pero retrasó la operación debido a la crisis financiera internacional. "Chery necesita dinero del mercado de valores para financiar una expansión agresiva", señaló el portavoz de la compañía, Jin Yibo, y añadió que "damos la mayor prioridad a las bolsas chinas, aunque también muchos inversores nos han animado a salir fuera".