El euro perdía posiciones en la jornada de hoy frente al dólar. En una jornada en la que no se conocían referencias macroeconómicas relevantes en EEUU, los operadores dirigían su mirada hacia Alemania, donde se ha conocido que de manera inesperada descendieron la producción industrial, las exportaciones y las ventas minoristas, lo que aumenta la preocupación sobre la mayor economía del continente. Sin embargo, la debilidad del euro no impedía que la divisa europea alcanzase su máximo histórico frente a la libra, tras el descenso de la confianza del consumidor en Reino Unido.