El euríbor recibió hoy con una subida de dos centésimas la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de mantener los tipos de interés en la zona del euro en el 1 por ciento y se situó en su negociación diaria en el 1,643 por ciento. Tras el recorte aprobado en mayo, el consejo de Gobierno del BCE decidió ayer dejar inalterada la tasa, aunque el presidente de la entidad, Jean-Claude Trichet, señaló tras la reunión que "no se ha decidido que ya estemos en el nivel mínimo", lo que abre la puerta a un nuevo recorte en julio.