Las solicitudes semanales de subsidios por desempleo en Estados Unidos subieron en 20.000 peticiones la semana pasada hasta las 339.000, en relación a la demanda del periodo anterior (319.000 dato revisado). Los analistas había pronosticado 325.000 peticiones.