La tasa de paro en EE UU probablemente crecerá hasta el 10,5% a final de 2010, según Goldman Sachs.