Las compañías eléctricas acumularon un déficit tarifario (diferencia entre los ingresos y los costes del sistema eléctrico) en el primer semestre del año de 267,6 millones de euros, cifra seis veces inferior (84%) a la registrada en el mismo periodo de 2006, en el que ascendió a 1.669,1 millones. Según el informe de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) sobre la sexta liquidación del año, la reducción del déficit se debe al aumento de los ingresos netos del sistema, que se duplicaron, y a la bajada del coste de la energía en un 22%. Los ingresos netos se situaron en 7.111,3 millones, frente a los 6.649 millones contabilizados entre enero y junio de 2006, mientras que los costes de la energía pasaron de 6.111,1 millones a 4.768,5 millones.