El saldo negativo de las finanzas públicas de Francia alcanzó en 2009 los 144.800 millones de euros, lo que representa el 7,5% del PIB galo, muy por encima del déficit del 3,3% registrado en 2008, aunque por debajo de las previsiones del 7,9%, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística francés (Insee). Por otro lado, el endeudamiento del Estado subió al 77,6% del PIB, frente al 67,5% del año pasado, hasta los 1,48 billones de euros. El Estado fue ressponsable de una expansión de la deuda durante el pasado ejercicio de 126.400 millones de euros, mientras que el resto de las administraciones aumentaron su endeudamiento en 8.700 millones y la Seguridad Social de 18.900 millones.