El déficit de la balanza por cuenta corriente, que refleja los ingresos y pagos por operaciones comerciales, servicios, rentas y transferencias, ascendió a 17.602,5 millones de euros en los dos primeros meses del año, lo que supone un aumento del 24,3% respecto a los 14.161,3 millones registrados en el mismo periodo de 2006, informó hoy el Banco de España.
La ampliación del déficit corriente se debió, principalmente, al aumento del déficit de la balanza de rentas, y en menor medida a los incrementos de los de los déficit de las balanzas comercial y de transferencias corrientes. Por su parte, el déficit de la balanza comercial se elevó en los dos primeros meses del año hasta 12.472,9 millones de euros desde 11.602,4 millones de euros en el mismo periodo de 2006, un 7,5% más.