El Banco Central Europeo (BCE) considera que el crecimiento de los créditos concedidos al sector privado ha mostrado "algunos signos de estabilización" desde mediados de 2006, aunque aún continúa en un nivel alto. En el editorial de su boletín mensual de julio, el BCE asegura que "la estabilización del crecimiento del crédito está adquiriendo una base más amplia y es evidente en los préstamos a entidades no financieras y a hogares". La máxima entidad monetaria de la Eurozona asegura también que la estabilización de los préstamos es, también, el reflejo de la moderación de los precios de la vivienda, pese a que estos precios "aún permanecen a altos niveles medios en la zona euro".