La masa monetaria M3 aumentó un 10,5% en mayo en términos interanuales, al mismo nivel de abril, según ha anunciado hoy el Banco Central Europeo (BCE). De los componentes de la masa monetaria, la M1 se redujo dos décimas, hasta el 2,3%, y los préstamos al sector privado se redujeron en dos décimas, hasta el 10,4%. La masa monetaria mide el dinero disponible en el sistema y es uno de los principales indicadores de inflación a corto plazo utilizados por el BCE al adoptar decisiones sobre política monetaria.