El consumo de productos manufacturados en Francia bajó el 1,2% en febrero, frente al 2,5% que había descendido en enero, lo que dejó la subida interanual en el 1,6%, anunció hoy el Instituto Nacional de Estadística (INSEE). El mayor retroceso en febrero correspondió al vestido y el calzado (-5,4%) como efecto del fin de las rebajas de invierno, lo que cortó con dos meses consecutivos de incrementos (+1,9% en diciembre y +1,6% en enero), destacó el INSEE en un comunicado. El mes pasado también disminuyeron un 0,8% los bienes duraderos en su conjunto, con bajas del 1,5% de los automóviles (que habían sufrido un descalabro del 16,7% en razón de la reducción de la prima al desguace).