El consorcio formado por el Santander, Royal Bank of Scotland (RBS) y el belga-holandés Fortis planea repartir entre Bruselas y Amsterdam la sede de ABN AMRO, si finalmente logra hacerse con el control de la entidad holandesa. Según el diario neerlandés "Het Financieele Dagblad", las tres entidades hacen este anuncio en la página web que han creado para responder a las preguntas de los empleados de ABN sobre su proyecto de compra del banco holandés.