El consejero delegado de British Airways, Willie Walsh, y el director financiero, Keith Williams, han decidido trabajar en el próximo mes de julio sin ser pagados, como medida de apoyo a la reducción de gastos, informó hoy la aerolínea en un comunicado. El sueldo de Walsh asciende a 735.000 libras (834.000 euros) anuales, mientras que Williams alcanza las 440.000 libras (499.000 euros) al año.