El Bundesbank ha revisado al alza sus estimaciones de crecimiento de la economía alemana para 2010, hasta el 1,6%, al considerar que las perspectivas de los dos próximos años para la primera economía europea "se han iluminado de manera perceptible". La última edición del informe de perspectivas económicas bianuales del banco central alemán señala que la economía germana sufrirá una contracción del 4,9% este año, para crecer un 1,6% en 2010 y frenarse en 2011, cuando crecerá un 1,2%, aunque la institución precisó que este descenso corresponde a motivos estadísticos principalmente.