El banco alemán Deutsche Bank  confirmó el jueves que su beneficio neto del tercer trimestre se triplicó con respecto al año anterior, en gran parte como resultado de exenciones fiscales.  El beneficio neto durante el período creció hasta los 1.400 millones desde los 414 millones de euros del año anterior. El beneficio antes de impuestos fue de 1.300 millones comparado con los 93 millones  de euros del año anterior.