Antena 3 ha publicado un beneficio de 18.9 millones de euros durante los nueve primeros meses del año. Unas cifras que se alejan del beneficio de 71.3 millones publicado en el mismo período del año anterior.

Los ingresos netos del Grupo entre enero y septiembre alcanzaron los 496,3 millones de euros, un 20,6 por ciento inferiores a los 624,9 millones de euros obtenidos en el mismo periodo de 2008.

La compañía obtuvo en los nueve primeros meses del ejercicio un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 35,5 millones de euros, un 74 por ciento menos que la de los nueve primeros meses de 2008 (136,78 millones de euros). El margen sobre ingresos netos del Grupo de comunicación se situó en el 7,2 por ciento al finalizar septiembre.

La compañía achacó esta evolución al comportamiento del mercado publicitario de medios convencionales, su principal fuente de ingresos. En concreto, y de acuerdo con sus estimaciones, experimentó en este periodo una contracción del 28 por ciento. Aún así, Antena 3 destacó que la caída de sus ingresos continúa siendo "muy inferior" a la del mercado publicitario en su conjunto.

Según explica el grupo, el mercado de la publicidad ha caído un 23%, mientras que los ingresos brutos por publicidad en su televisión lo hacen en un 9,6 por ciento. Otra cifra a destacar es la contención de costes, pues los gastos de explotación se han reducido un 6,6 por ciento alcanzando los 292,5 millones de euros.

Por su parte, la radio registró un resultado bruto de explotación de 13,1 millón de euros, un 27,4 por ciento menos que el año anterior, mientras que el benefició neto cayó hasta los 7,5 millones, un 29,1 por ciento inferior.

Además, el grupo puso de relieve "el buen comportamiento" de los ingresos publicitarios en Onda Cero y Europa FM, a pesar, según estimaciones propias, que el mercado de la publicidad en radio habría decrecido en torno al 17 por ciento en los primeros nueve meses del año.

Finalmente, en el acumulado de 2009 los ingresos netos del resto de actividades decrecen un 5,6 por ciento fudamentalmente, explican desde el grupo, por la caída del mercado publicitario en salas de cine.